Seguidores

lunes, 25 de julio de 2011

Capitulo 19: Cobardia

Luego de mi momento con Damon, todo volvio a la normalidad - para mi desgracia - solo tuve unos minutos de gloria antes de que todo volviera a ser como era, y Damon volviera a su actitud arrogante y engreida de siempre. No se porque i reaccion habia sido asi respecto a Christopher, es decir, si, el era super ardiente, pero solo eso, nunca nos conectamos en verdad, y yo solo le queria dar celos a Damon, pero este termino consolandome. Genial no? Al parecer Chris me gusta mas de lo que pense. Al dia siguiente fui a la escuela, especialmente a ver Christopher, pero igualmente tuve que pasar por todas las demas clases. Y, les digo la verdad, no me apetecia hacer el examen de historia, que seguramente reprobaria, pero no me quedaba de otra. Asi que solo me resigne y pase por todas mis clases como niña obediente esperando a que fuera la ultima hora para poder ver a Chris.

Cuando lo vi, finalmente, tenia su tipica camiseta blanca y unos pantalones especiales para hacer deporte, dejando ver sus musculosas piernas... En resumen, se veia exquisito, y no solo hablo fisicamente, ya que al verlo, se me hizo agua la boca. Pero tambien habia un cambio notable en su actitud, estaba mas ... Jactante. Me acerque a el y le di una linda sonrisa, que el correspondio.

- Que fue lo que sucedio ayer? - Pregunte, poniendo las manos en mi cintura, y arqueando una ceja.
- Una emergencia, yo te lo dije - Dijo, un poco a la defensiva. Yo solo asenti, no muy convencida que se diga, pero ya que no podia ingresar en su mente, no me quedaba otra que creerle. - Bueno, y cuando saldremos de nuevo. Sin que ninguno de los dos se escape? - Pregunto el acercandose un poco mas, e ignorando a los estudiantes que empezaban a llegar.

- Ya mismo si quieres - Le respondo con una sonrisa coqueta.
- Genial, termino esta clase y voy contigo - Le di una linda sonrisa, y me fui tan rapido como pude, no qeria perderme la clase, pero no me apetecia salir con Chris y estar toda sudorosa. Jeesh. Asi que solo fui a los jardines de la escuela.

Siempre me habia agradado estar alli, se sentia un ambiente pacifico. Y siempre me senti comoda con flores a mi alrededor. El jardin era algo grande, tenia aproximadamente ciento cincuentametros a la redonda, totalmente de poblado de gran variedad de flores de todo tipo (Rosas, Cayenas, Lirios, etc) y numerosas bancas de madera con un estilo clasico para los estudiantes y algunos maestros. Amo mi escuela. Iba pensando en el hermoso jardin y en el aroma de las flores que ya podia percibir, cuando vislumbre a Damon sentado en una de las bancas del jardin, junto a un arbusto con lindas flores rojas, que no pude identificar. Al verme me hizo señales con la mano y me dio una linda sonrisa.

- Hola novata, ¿Como te va? - Pregunto.
- Genial, y a ti? - Dije dandole una sonrisa en lo que me sentaba a su lado.
- No tan bien como a ti - Dijo arqueando una ceja.
- Lo se - Dije en tono de suficiencia. Si el se podia comportar como un idiota de vez en cuando, yo tambien. Su expresion cambio y se puso serio, luego miro al suelo.

- Te vi hablando con Christopher - Dijo, casi  en un susurro. Me tense al oir su nombre.
- Si y? - Dije, sonando un poco a la defensiva.
- No me gusta ese chico - Dijo frunciendo en ceño ligeramente.
- Genial, a mi si - Dije en tono severo. El me miro con los ojos entrecerrados.
- El no fue el imbecil que te dejo ayer? ¿Por el cual estabas LLORANDO? - Dijo en tono bajo, pero severo igualmente, enfatisando la ultima palabra. Yo desvie la mirada de sus ojos.

- Si... Pero - Trate de hablar, pero Damon me corto.
- No puedo creer que puedas siquiera pensar en salir con ese idiota de nuevo - Dijo susurrando de  nuevo, en tono decepcionado.
- Tu no eres mi jefe - Me defendi, en lo que arqueaba una ceja. El me miro y luego suspiro de forma cansina.
- Eres una niña aun - Dijo en lo que movia su mano en forma despectiva.
- Yo no soy una niña - Dije abriendo mucho los ojos.
- No lo eres pero actuas como una - Dijo en tono brusco - Por cierto, esta noche tenemos practica, novata - Dijo en tono burlon. Yo abri mucho los ojos y le di una mirada de furia total.
- Lo haces A proposito - Le grité
- Si, asi es - Dijo en lo que me daba una sonrisa que no le llego a los ojos, justo antes de levantarse rapidamente de la banca y alejarse a paso veloz. Solo lo mire por unos segundos antes de girar mi vista a otro lugar. Probablemente mis ojos tuvieran un color rojo carmesi en ese momento.

Estuve sentada en la banca por media hora, aproximadamente, solo disfrutando de la compañia de las flores, y jugando de vez en cuando con el elemento viento, para que me trajera su hermoso aroma. Al terminar la clase, Chris fue al jardin, al verlo le hice una señal para que se acercara, el se sento a mi lado, y me rodeo por los hombros. El se veia bastante bien, pero no era nada comparado con la belleza celestial de Damon.

- ¿Lista? - Pregunto sacandome de mis pensamientos.
- Siempre - Dije, dandole una linda sonrisa.

El me tomo la mano y caminamos sin rumbo fijo durante un rato. Nunca habia entendido porque Chris nunca traia su auto a la escuela. Seria mucho mas practico. Mientras caminabamos, mire el reloj, eran las cuatro, y Damon y yo generalmente nos veiamos a las diez, asi que solo tenia seis horas para estar con Chris. "Genial" pensé. El trayecto fue silencioso, cada cierto tiempo, Chris me rodeaba por la cintura y me apreutjaba contra el para darme un dulce beso en la frente.

- A donde vamos? - Le pregute con impaciencia al estar caminando al rededor de quince minutos.
- Ya estamos cerca, ten algo de paciencia - Me dijo, dandome una sonrisa.

Caminamos por cinco minutos mas, aproximadamente, y llegamos a un restaurant, algo elegante. Lo mire dandole una linda sonrisa, el de verdad se estaba esforzando, lastima que yo no disfrutaria de la comida, aunque su compañia bastaba para mi. Al llegar, mire alrededor, el lugar era de color rojo sangre - ironico no? - y tenia unas hermosas lamparas de vidrio en el techo, que se posicionaban en los espacios entre mesa y mesa, el piso era de marmol, y estaba perfectamente pulido, dejando ver las formas abstractas que comprendian su diseño. Las mesas eran de madera y cada una tenia un mantel color blanco sobre ellas. Chris tomo mi mano y nos dirigimos a una mesa cercana que tenia una vela aromatica color blanco en el centro. Nos sentamos, uno frente al otro.

- Pide lo que quieras - Dijo Chris, con una linda sonrisa en su cara. Yo me encongi de hombros, sin mirar mucho el helado.
- Un helado de avellanas y nueces - Dije, es mi favorito, es decir, lo era. Chris abrio mucho los ojos.
- No quieres algo mas? - Pregunto.
- No, eso esta bien - Dije dandole una sonrisa. El solo se encogio de hombros, llamo al mesero, e hizo la orden.

El mesero se fue, y al cabo de tres minutos, volvio con  el helado. Lo mire, antes, abria saltado sobre el, pero ahora, solo pensaba en lo mal que sabria, tome la cucharilla, lo probe y... No sabia tan mal. No sabia igual que antes obviamente, pero era algo que no me gustaba, pero era soportable. Probablemente el mesero sabria mucho mejor que esto, ante el pensamiento, sonrei de forma malvada, sacudi la cabeza, y volvi la vista al helado. Comi parte del helado - la menor parte - y la otra parte Christopher. Mientra comiamos, no hablabamos mucho, el mayormente me miraba, y yo estaba lo suficientemente concentrada en lo extraño que era volver a tener algo en mi boca que no fuera sangre, aunque aveces le daba una linda sonrisa. Nos fuimos del restaurant a eso de las siete treinta, solo me quedaban dos horas y media para estar con Christopher. Asi que fuimos a caminar en una plaza cercana, estabamos tomados de la mano mientras caminabamos, el usualmente me susurraba cosas como "Eres hermosa" y "No sabes cuanto te quiero", yo solo respondia con una sonrisa, tambien me daba cada cierto tiempo un dulce beso en la frente. En un momento me halo bruscamente y me planto un beso en los labios, yo estaba algo impresionada por su brusquedad, pero me fui relajando poco a poco, y fui abriendome camino a traves de su boca, como el en la mia. Sinceramente no se sentia tan mal, pero habia algo que simplemente faltaba en nosotros. Caminamos sin rumbo fijo por dos horas aproximadamente, aunque solo parecieron quince minutos. Mire mi reloj y recorde que tenia que ir a entrenar con Damon. Lo maldije en mi interior, y despues me arrepenti de hacerlo, es decir, si, Damon era una gran molestia, pero solo queria lo mejor para mi, o eso pensaba. Suspire resignada y  volvi mi mirada a Christopher.

- Me voy Chris - Dije tratando de mirarlo, pero no hacer contacto visual. El suspiro y practicamente me obligo a observar esos hermosos ojos cafes.
- Ya vas a hacerte la cenicienta de nuevo. ¿Porque siempre te vas? - Dijo en tono de ruego. Yo le di una linda sonrisa.
- Porque tambien tengo cosas que hacer, adios - Dije, aun sonriendo. Le di un dulce beso en la mejilla y me fui.

Camine, alejandome de Christopher, a veces me giraba para mirarlo y darle una sonrisa, pero cuando estuve segura de que Chris no podia verme, corri hasta donde me estaba esperando Damon. Hoy, probablemente la situacion iba a estar incomoda, por nuestra discusion de la mañana, pero era algo que debia soportar. Corri, y corri, pensando en Damon regañandome y en mi haciendolo enojar aun mas, no pude evitar sonreir. Cuando llegue a la plaza donde entrenabamos lo vi al instante. Me acerque con indiferencia hacia donde estaba y le pase por un lado, ignorandole. El arqueo una ceja en lo que me miraba.

- Que mal educada eres novata, no me saludas, ni a mi, ni a mi ayudante por el dia de hoy - Dijo negando con la cabeza. Mire hacia un lado y vi Paolo. Sonreí y corri hacia el para abrazarlo.

- Clari, como te va? - Dijo Paolo, sonriendo.
- Genial, Paolo y a ti? - Dije de forma afectuosa.
- Muy bien -

- A mi tambien me va bien, gracias por preguntar - Dijo Damon, en forma sarcastica, en lo que caminaba hacia nosotros. Yo gire los ojos y luego volvi la mirada hacia el.
- De acuerdo, ¿Que haremos? - Dije en tono algo petulante.
- Paolo te dara algunas tecnicas de lucha profesional, y yo actuare como un contrincante caza-campiro, me deberias vencer con rapidez - Dijo Damon agitando su mano en forma despectiva. Yo solo asentí. Paolo me sonrió y me explico tantas tecnicas de lucha, en tan poco tiempo, que al momento de luchar con Damon no estaba muy segura de poder recordar todo lo que dijo.

Nos pusimos en posicion defensiva, sentia como el sudor caia por mi rostro y empapaba mi cabello, sabia que la lucha seria mas dificil que con un humano. Tomando en cuenta que nuestra lucha seria mas personal que profesional. Respire profundo y me resigne a lo que vendria, Damon arqueo una ceja y me miro dandome una sonrisa dulce, pero sarcastica.

- Lamento haberte dicho niña - Me dijo mentalmente, me sobresalto su voz en mi cabeza, pero su expresion no cambio, asi que trate de que la mia tampoco lo hiciera - Me deje llevar - Dijo.
- Si, lo hiciste - Dije, tratando de sonar lo mas molesta posible. El giro los ojos.
- Lo que sucede es que debes aprender a escoger Clari, ese tipo no es el indicado, y lo sabes - Dijo, en tono sabio y paciente, o al menos asi sono para mi, lo cual me saco de quicio, arqueé una ceja y le di una mirada esceptica.
- Y quien lo es, Tu? - Dije, gritandole con mi mente, su expresion que no habia cambiado se arrugo un poco, pero luego me dio una mirada triste.
- Yo creo que yo soy peor que el - Dijo dandome esa misma mirada con una sonrisa que no llego a sus ojos.

- Empiecen YA! - Nos grito Paolo a lo lejos, con un toque afeminado bastante gracioso. Damon lo miro y yo aproveche la distraccion para ir por el.

Corri, hacia el y en una maniobra de la que me siento orgullosa, lo tome por el brazo y lo tire al suelo. El supuestamente actuaria como un humano, y por lo tanto en menos de cinco segundos tenia mi boca en su cuello, simulando que lo mordia. Damon respiraba pesadamente, y yo tambien, pero al cabo de unos segundos el me miro de reojo y me dio una sonrisa sarcastica.

- No te confies! - Me dijo, al momento en que hizo una maniobra tan rápida que casi no la vi, me lanzo al suelo. El estaba sobre mi, con sus manos agarrando mis brazos, en un agarre tan fuerte que se me era imposible liberarme.

- En esta posicion eres vulnerable... En muchos sentidos. - Dijo. Mientras recorria mi cuerpo con sus ojos, terminando en mi rostro, para darme una de esas sonrisas sarcasticas. Yo aun estaba respirando de forma pesada. Cando recupere el aliento le di una mirada furibunda.

- Prometiste actuar como humano - Dije jadeando en el tono mas fuerte que se me dio en el momento. Damon bufó
- No, prometi actuar como un cazavampiro. Y un cazavampiro no se detendra por una simple mordida. Asi que tendras que esforzarte mas - Yo asenti, sabia que un cazavampiro no se detendria por una mordida... Jason no se detuvo. Me quite a Damon de encima y me puse de pie para volverlo a intentar. Esta vez me tarde un poco mas.

Igualmente que la vez anterior, corri hacia el, y lo tome por el brazo, pero el se libero, dandome un empujon con un poco mas de la fuerza necesaria, yo trastabille pero no cai al suelo, corri hacia el, y en una milesima de segundo estaba simulando que le partia el cuello, "matandolo" al instante. El se quedo unos segundos inmovil, y luego me dio una sonrisa macabra.

- Genial Clari, lo hiciste bien, si encontramos a alguno de ellos podrias vencerlos, en una pelea fisica, claro, porque si tienen alguna de sus armas es mucho mas dificil - Dijo Damon, Paolo se estaba acercando a nosotros con una gran sonrisa en su rostro, pero yo solo estaba pensando en lo que Damon me habia dicho, aunque Paolo rompio mi concentracion. Ya no tenia la sonrisa orgullosa con la que habia llegado, ahora tenia una ceja arqueada y una sonrisa malevola.

- Y que hay de estedes dos, todavia nada? - Dijo Paolo, dandome un codazo de complicidad, gire los ojos. Damon lo miro como si lo que dijo hubiera sido la cosa mas ridicula del mundo. Paolo levanto las manos en señal de rendicion - De acuerdo, no ha pasado nada... aún - Dijo susurrando, le di una mirada matadora, que el ignoro por completo.

Comenzamos a caminar para irnos a casa, mientras caminabamos Paolo me hablaba sobre los poderes vampiricos mas asombrosos que habia conocido, y que uno de esos era el mio y el de Damon, tambien me conto sobre una chica que podia crear campos de fuerza a su alrededor...  Genial. Estaba tan concentrada en mi conversacion con Paolo que me sorprendi cuando vi un grupo de cinco personas acercandose, eran soo hombres. Pero uno venia delante de los demas.

- Rayos, esperaba no tener que verlo nunca mas - Dijo Paolo, con todo el desagrado posible plasmado en su tono de voz. Yo lo mire, confundida.
- A que te refieres? - Pregunte, mirando de Damon a Paolo.
- A los cuatro que vienen detras no los conosco, pero el que viene adelante, se llama Alex Kingsbury, peleé con el hace algunos años, y tuve suerte de escapar - Dijo Paolo en tono sombrio.
- Bueno, entonces, vamonos a otro lado - Dije, en tono nervioso, tomando a Damon por el brazo para girarlo, pero el endurecio su cuerpo y me miro.

- No serviria de nada, ya nos vieron - Dijo Damon, mirando en la direccion en la que se aproximaban los cinco hombres.
- Niña, ya te enseñamos lo que tienes que hacer, y no te preocupes por Alex, el parece ser el lider, y por lo tanto no creo que pelee de una vez. Solo si es necesario - Dijo Paolo, reconfortandome.

Nos acercamos con mas rapidez y determinacion, y cuado llegamos a su encuentro, Alex parecio reconocer a Paolo, ya que abrio mucho los ojos y puso las manos en forma de puño, los chicos detras de Alex parecion nerviosos, y ansiosos. Damon y Paolo se veian relajados, pero sabia que no lo estaban, podia sentir su pesada respiracion sobre mi, yo... dudo haber estado respirando en ese momento.

- Nos vemos de nuevo, adefesio, y ahora traes "amigos". - Dijo Alex en tono burlon, haciendo una mueca hacia Damon y hacia mi - Genial, mas diversion - Dijo esbozando una sonrisa macabra.
- Para nosotros - Cotrarresto Paoloen tono engreido en lo que arqueaba una ceja.
- Ya veremos, parasito - Respondio.

Alex hizo una minima señal con su mano, pero eso fue suficiente para que los cuatro chicos que estaban a su espalda corrieran hacia nosotros, pero al menos no tenían armas, genial. Uno de los chicos vino hacia mi. El chico era moreno, con grandes ojos color miel, con el cabello color marron callendole en ondas hasta los hombros, era unos centimetros mas alto que yo, se veia fuerte, demasiado, a lo largo de su mejilla derecha  habia una cicatriz que deformaba un poco su rostro. Si no estuvieramos en estas circunstancias, pensaria que es lindo. Alex nos miraba mientras luchabamos, lo cual me hacia sentir algo insegura, sus ojos sobre nosotros me incomodaban bastante. El chico con el que luchaba, por lo que pude notar era nuevo en esto, porque no fue muy dificil ponerlo de espaldas a mi y partirle el cuello. Uno de los otros chicos luchaba con Damon, era mucho mas bajo que el, y su cabello, el cual le caia sobre los ojos, le incomodaba un poco a la hora de luchar, pero eso no abria hecho ninguna diferencia, ya que de un momento a otro Damon lo derroto, dividiendo su cuerpo practicamente en cinco partes. A Paolo lo atacaban los otros dos, pero el se las arreglaba muy bien, mientras dejaba inconciente a uno acababa con el otro, desvie mi mirada de Paolo por un momento para detallar a Alex, que no se habia movido ni un solo centimetro, lo cual me parecio extraño. Alex podria terner unos treinta y cinco años, era muy musculoso y su expresion era severa, sus ojos eran negro mate, muy profundos, pero antes de que pudiera detallarlo más... Se fue corriendo, solo asi; parpadeé varias veces para ver si habia visto bien, pero cuando volvi a abrir los ojos, Alex estaba a diez metros de nosotros, abandonando por completo a los dos chicos, o mejor dicho, al chico que quedaba luchando con Paolo. El chico, bien podria tener quince años, senti un poco de lastima, era solo un niño, pero igualmente un asesino. El chico giro su cabeza para buscar a Alex, y Paolo tomo esta pequeña distraccion para acabar con el... El ruido de su cuello rompiendose hizo que me se me erizara el cabello.

- Es un cobarde! - Dijo Paolo, jadeando de cansancio. - Y, que tal te fue Clari? - Dijo sonriendo.
- Ellos son Lanza de Fuego? - Pregunte, ignorando su pregunta anterior, Paolo bajo su vista y los miro.
- Eran, se quitaron el logo - Dijo en tono algo sombrio.

Genial. Mi primer cazador cazado.
------------------------------------------------------------------------------------------

CALIF: 9 PACTOS.
Disculpenme por tardarme tanto en subir el capi :(


2 comentarios:

*Withney* dijo...

ya habia escrito un comment del tamano del mundo, ylo habia escrito DOS VECES! pero que demonios le pasa a bloggeer?
en fin, hahahah solo queria que supieras que me ha encantado ENCANTADO el capi hahah es decir, como no? hahaha si yo fuera ella y huubiera presenciado eso, uff no dormiria por tres dias! hahahahahaha
un beso guapa, espero subas pronto
tkm att
withney
wm-lca.blogspot.com
pd: enserio> hahaha esa si es una historia que contar!

*Withney* dijo...

ya habia escrito un comment del tamano del mundo, ylo habia escrito DOS VECES! pero que demonios le pasa a bloggeer?
en fin, hahahah solo queria que supieras que me ha encantado ENCANTADO el capi hahah es decir, como no? hahaha si yo fuera ella y huubiera presenciado eso, uff no dormiria por tres dias! hahahahahaha
un beso guapa, espero subas pronto
tkm att
withney
wm-lca.blogspot.com
pd: enserio> hahaha esa si es una historia que contar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...